7 pasos para liberarse del EGO

Siguiendo con el tema del EGO, creo que una de las cosas más complejas es aprender a liberarse de él… ¿ Cómo puedo saber que es mi EGO el que opera? ¿Cuando es mi mente la que me esta controlando y a travès de la ilusión de lo que me hicieron creer que era me engaño y me pierdo?

hqdefault

 

Varios libros he ido leyendo que me han ayudado a ir caminando hacia la liberación del EGO, haciéndolo consciente y me ha permitido poco a poco ir disolviendo ciertas pautas conductuales, pensamientos circulares, soltando todo aquello que no me hace sentir bien, y que producto de mi historia habían alojado en mi cabeza creencias limitantes que sabotean mis dìas. Iré compartiendo extractos de estos, y algunas de las ideas que me han ayudado.

 

Uno de mis autores preferidos es Wayne Dyer, me acomoda su forma de escribir, y la manera en que explica la espiritualidad me ha servido mucho. Siempre explica con ejemplos y al final de cada capítulo hay sugerencias de como ir aplicando cada cosa a nuestras vidas (lo recomiendo totalmente).

 

El primer libro que leí de él es “El poder de la intención”. En este libro te da ideas y herramientas para entender la intención, de que se habla cuando hablamos de vibración, de vibrar más alto o más bajo, sobre como atraer la abundancia, entre muchas otras temáticas. También tiene un capítulo donde habla del EGO, donde entrega herramientas para observarlo y así ir liberándonos.

Wayne plantea que hay 7 pasos que podemos seguir:

  1. No te sientas ofendido: Se han dado cuenta lo bueno que somos para tomarnos todo de forma personal? Cada vez que creemos que alguien nos ataca, es nuestro EGO operando, haciéndonos creer que somos el centro de todo. “Si buscas ocasiones para sentirte ofendido, las encontrarás cada dos por tres”. Lo que diga el otro, habla màs de si mismo que de ti. Debes recordar que cada cosa que alguien dice, es la expresiòn de una creencia, es una opinion y esta en tus manos darle el poder de que sea real cada vez que te ofendes y te enojas.
  2. Libérate de la necesidad de ganar: Competencia, ¿qué creencias están a la base del sentido de estar compitiendo constantemente? La idea de que no hay suficiente, y que por ende debo lograr perjudicarte para yo ganar. Desde la espiritualidad se plantea que vivimos en una sincronía perfecta y que podemos crear la vida que queramos en la total abundancia, y si asi, entonces ¿porque competir? Cada vez que competimos, es nuestro EGO el que opera bajo la creencia de que debemos ser mejor que el que está a nuestro, que debemos ganar para no quedarnos sin nada porque no hay suficiente para todos y todas. Hay que entender que no somos nuestras victorias, nuestros títulos, tampoco nuestros logros. En un mundo donde tenemos acceso a la abundancia todos por igual, qué sentido tiene ganar? (todo está en lo que decidimos creer) Liberate de la necesidad de ganar convirtiéndote en un observador, disfrutando del momento y tomando distancia, comprendiendo que solo fue un momento en la existencia al que todos tenemos acceso.

  3. Libérate de la necesidad de tener razón: ¿Te haz dado cuenta como hay personas que parecieran vivir en función de tener razón en cada conversación que sostienen? ¿Te haz dado cuenta, en el mismo transcurso de la conversación, cuanto buscas tener la razón? Nuestro EGO busca constantemente tener razón en todo lo que piensa y dice, busca el conflicto y la disensión. cuando nos olvidamos de la necesidad de tener razón en las discusiones y las relaciones que establecemos, le decimos a nuestro EGO que no somos esclavos de él. Cuando dejamos de lado la intención de constantemente razón empezamos a sentirnos libres, en paz. Pregúntate: ¿quiero ser feliz o tener razón? Tener razón es una parte más de competir.

  4. Libérate de la necesidad de ser superior: Si alimentaramos la idea de que no hay nadie mejor que nadie en este planeta, muchísimas cosas serían distintas. Centrarnos en ser mejor de lo que éramos antes debería ser nuestro foco, centrarnos en nuestro propio crecimiento, dejando los aires de superioridad. Desde la espiritualidad, independiente del maestro de quien tomemos la enseñanza, del lugar de donde venga, se habla de que todos provenimos de la misma fuente, que en esencia somos lo mismo, y pensándolo desde ahí, tiene algún sentido el sentirse mejor que otro cuando somos lo mismo? ¿cuando provenimos del mismo lugar? La necesidad de Ser Superior es otra ilusión del EGO para separarnos e incitarnos a competir con todos. Cuando proyectas hacia el resto sentimientos de superioridad, eso es lo que te devuelven terminando por generar sentimientos de hostilidad. En ‘un curso de milagros” (otro gran libro del que escribiré otro día) habla de la necesidad de sentirse especial y superior planteando: “El sentirse especial siempre establece comparaciones. Se produce por una carencia que se ve en el otro y que se mantiene buscando y no perdiendo de vista las carencias que puede percibir”.
  5. Libérate de la necesidad de tener más: Hay algo que el EGO siempre repetirá como un mantra: MÁS. Tu EGO siempre te dirá que todo lo que logres o hagas es poco, insistirá en que no es suficiente. Lo que nos mantendrá en una constante lucha, desperdiciando el poder valorar el momento presente. Es paradójico e irónico, pero cuando dejas de esperar más es cuando la vida te sorprende con mucho más de lo que deseas. Liberate de la necesidad de tener más, crea y desligate, y la abundancia irá fluyendo hacia ti.

  6. Libérate de la necesidad de identificarte con tus logros: Para comprender esto debemos volver a la idea que plantee anteriormente, sobre de donde provenimos. Cuando nos enfocamos en la idea de que somos una parte de la fuente, debemos comprender también que cualquiera de nuestra creaciones también provienen del mismo sitio: canciones, escritos, musica, construcciones… Todo proviene del mismo sitio, somos uno con la Fuente, somos lo mismo.No somos este cuerpo y sus “logros”. Lo ideal es plantearnos como un observador, agradeciendo las capacidades que nos permiten crear realidades. Cuando te apegas a los logros, te esclavizas a expectativas y proyecciones, sintiendo menos libertad, limitandote hasta donde puedes llegar. Cuando te desapegas tu mente y tus capacidades se liberan para llegar hasta lo inimaginable.
  7. Libérate de tu fama: la fama es eso que el resto piensa de ti, opiniones de otros que por lo tanto residen en la mente de quienes te conocen. Todo lo que esté fuera de tu mente no está bajo control tuyo, debemos tener claro que lo único que podemos cambiar son nuestros pensamientos. Si tienes 10 personas, tendras 10 famas distintas, 10 opiniones diferentes de ti, y lo que supuestamente eres. Lamentablemente nuestra sociedad fomenta el que nos construyamos a partir de las opiniones del resto, dando mucho énfasis a lo que el resto dice de nosotros, dándole importancia a lo que es la fama, fortaleciendo nuestro EGO, y la ilusión de lo que supuestamente somos, limitandonos en nuestra capacidad de crear y hasta dónde podemos llegar. Es importante reconectarnos con nuestra intuición, con nuestro propósito y desde ahí vivir. Repetirnos: Lo que pienses de mi no es asunto mío.

Cuando empezamos a trabajar el tema del EGO a darnos cuenta cuando es que funcionamos a partir de él, podemos identificar algo así como dos voces, por un lado los mandatos automáticos, relacionados con creencias impuestas, con competir, con la fama y los logros, y otra voz (a veces muy bajita y difusa) que nos habla. Reconoce al EGO y hablale, quitale el control de vivir, y ponle más conciencia a tus pensamientos, emociones y acciones.
Les dejo el link del libro de Wayne, si se animan a leerlo me cuentan como les va: http://conecta2enlaintencion.com/wp-content/uploads/2015/06/elpoderdelaintencion.pdf

¿Que es el EGO?

El ego es esa ilusión que nos hicieron creer que eramos.

Elegimos crecer en en una familia, porque era allí donde aprenderíamos todo lo necesario para seguir nuestro camino de evolución, para poder llevar a cabo esa labor aquí en la tierra.

Elegimos un cuerpo, que como vehículo nos permitiría llegar a cada lugar donde debíamos ser espejo de alguien, donde debíamos construir, y aportar nuestra intención-acción en la evolución de esta tierra.

Llegamos en alma, limpios de pensamientos, de creencias, de conductas, de hábitos.. y a medida que vamos creciendo, en nuestra carga ancestral y ambiental se va configurando nuestro Ego.

mascaras

Nuestro Ego son todas esas capas que envuelven nuestro verdadero Ser. Esos: “Callate” que cuando pequeños nos dijeron, esos “tu no sirves para esto!”, esos “porque eres tan tonto?”, porque eres tan feo, tan gordo, tan…

Nuestro Ego también son esas cosas consideradas “buenas”, nuestro titulo, nuestra casa, nuestro querer ser mejor que el otro, la competencia en la que nos criaron.

El EGO es todo eso que nos dijeron que eramos, en un sistema donde lo importante es validarse desde afuera: son las opiniones que el otro hizo de mi, los pelambres, las felicitaciones. Es mi pasado y mi futuro, los recuerdos de todo malo y bueno que me paso; mis planes, sobre todo esos que socialmente me han impuesto.

El EGO es esa vocecita enjuiciadora que tenemos dentro, la que nos va culpando, o diciendo lo mal que lo hacemos, esa que nos dice que no hacemos suficiente, que no somos suficiente. Esa vocecita que también podría variar hacia el otro extremo, diciendonos lo fabulosos que somos, que somos mejor que el resto, superiores y con el poder de criticar a quienes tenemos al lado.

Cuando me hablan de fantasmas, pienso en el EGO. Para mi los fantasmas si existen, y son todos esos pensamientos circulares que el EGO alimenta, todos esos discursos que están dando vueltas en nuestra mente. Para mi los fantasmas son esos miedos y creencias limitantes que se activan en momentos de nuestra vida (y para algunos/as se activan constantemente) y que no nos permiten seguir en nuestro camino evolutivo. Son esos miedos y creencias limitantes que se alojaron en nosotros a medida que fuimos creciendo, sobre todo cuando eramos más pequeños y fuimos expuestos a situaciones de violencia: en los gritos que recibimos, en los golpes, las burlas, los rechazos, cuando nos ignoraron, los malos tratos… Nuestro EGO trato de protejerse de estas situaciones como mejor pudo, como le enseño el entorno y el resultado fueron miedos y creencias limitantes.

Algunos hablan de que es necesario trascender el EGO, deshacerse de él, otros dicen que no podemos vivir sin él. Durante estos últimos meses, después de muchos libros leídos, compartir con maestros de la vida y meditación, aun no logro definir mi postura frente a eso, lo que si se, es que si queremos ser libres hay que aprender a identificarlo y no permitir que nos tenga atrapados en estos patrones limitantes, cortar el autosabotaje constante al que nos tiene expuesto el EGO.

¿Como podemos identificarlo? ¿Como sabemos cuando es nuestra mente la que nos tiene controlados/as desde las creencias limitantes?

Meditación. Creo que la meditación es el único camino, sea cual sea la técnica que escojas, el tipo de meditación que quieras usar, es la única manera de descubrirse debajo del Ego, es la única manera de llegar a nuestra esencia, a lo que realmente somos.

Cuando empezamos a meditar, comenzamos a desarrollar la capacidad de identificar nuestro EGO, de darnos cuenta cuando hablamos nosotros aquí y ahora, desde el ser en libertad, y cuando habla nuestra historia, desde el trauma y los fantasmas, desde el EGO.

La meditación nos lleva a generar consciencia. Asocio la conciencia a la luz, y es la luz la que aumenta en cada momento de nuestras vidas cuando incorporamos la práctica de la meditación. La luz para identificar cuando es el EGO el que sabotea, o cuando es nuestro Ser el que se libera.